“El espectro de Farmoor”, de Kelltom McIntire

  • El espectro de Farmoor; por Kelltom McIntire [José León Domínguez Martínez]; ilustración de la cubierta, Desilo. Barcelona: Ed. Bruguera, 1977. Colección: Selección Terror; nº 224.
  • Materias: fantasmas – científico loco.

54018219

El subgénero de temática sobrenatural mezclado con cárceles, por un motivo enigmático, tiene gran tradición, tanto en literatura como cine y televisión. Ignoro la razón, pero parece existir cierta predilección por mezclar el entorno carcelario con las historias de terror.

Aquí, el estimulante Kelltom McIntire nos ofrece una de esas historias, narrada con una estructura muy peculiar y un tanto atípica. Los dos primeros capítulos son una narración de fondo, con largos precedentes, hasta que, al fin, aparece la protagonista, una mujer joven que es conducida a la cárcel de Farmoor, donde acontecen extraños fenómenos en torno al espectro de una reclusa muerta tiempo atrás. Curiosamente, la narración es en primera persona por parte del elemento femenino, cuando el autor es masculino, y no se desenvuelve mal en ese entorno.

La historia es breve, pero McIntire se las apaña muy bien para reforzar la trama con un desarrollo psicológico de la protagonista más detallado de lo que es norma, aún cuando oculta cierta información respecto a ella, si bien es fácil de adivinar. E incluso añade algunas escenas “oníricas”, provocadas por una droga que es administrada a la protagonista, muy bien escritas, y que aportan una segunda vía narrativa de verdadera sustancia.

Tenemos, por tanto, una cárcel donde tanto reclusas como carceleras aseguran que un fantasma recorre las galerías, un médico de presión misterioso y desagradable, y una reclusa nueva que se pondrá a investigar lo que acontece. Una aportación valiosa a una colección que es ya mítica.

Carlos Díaz Maroto

 

Portada de “Jack el Destripador”, de Garland, editado por López Aroca

Como ya comentamos hace poco, el escritor Alberto López Aroca, en su faceta de editor, nos ofrecerá en breve el libro Jack el Destripador, que comprende seis novelas -bolsilibros- y un ensayo/dramatización sobre el tristemente célebre criminal, escrito todo ello por Juan Gallardo Muñoz. Con un contenido de más de seiscientas páginas, su precio de suscripción será de 20 euros. Para su consecución podéis escribir a esta dirección: fabulasext@hotmail.com. Y podéis consultar para más información sobre el proyecto en http://curtisdestripador.blogspot.com.es/

Ahora, sin embargo, os ofrecemos como novedad la portada del libro, y cuya ilustración ha realizado el habitual colaborador de López Aroca, Sergio Bleda, en un trabajo que no puede sino catalogarse de magnífico.

PORTADA BUENApeq

 

“Cuando aúlla el lobo”, de Curtis Garland

  • Cuando aúlla el lobo; por Curtis Garland [Juan Gallardo Muñoz]; ilustración de la portada, Salvador Fabá. Barcelona: Editorial Bruguera, 1975. Colección: Selección Terror; nº 131.
  • Materia: licantropía – circos – gótico.

16618427059_6d82d9620e_o

Resultará evidente para el lector que Curtis Garland es nuestro escritor favorito dentro del mundo del bolsilibro. Puede que, tras muchas entregas de este blog, y en el intento de aportar variedad a estas entradas, acabe topándome con algún autor que sea todo un descubrimiento, pero hasta que eso acontezca, el protagonismo en estas páginas será para Don Juan Gallardo Muñoz. Con esta entrada, además, inicio un ciclo aperiódico -intercalaré cosas de otras materias y autores, para variar- en el que comentaré sus novelas dentro de la colección Selección Terror donde toca los distintos mitos clásicos del género, comenzando con esta y el tema de la licantropía.

Aquí, pues, tenemos una historia característica de licántropos, ambientada en la Europa del Este, a finales del XIX -se menciona a Jack el Destripador de pasada- y en una pequeña villa donde va a parar el británico protagonista, un médico que viene a reemplazar al anterior. Al mismo tiempo, en el lugar acontecen asesinatos bajo la luna llena, y también ha llegado allí un circo itinerante. Nada más arrancar, acontece un asesinato, y después nuestro protagonista se irá topando con diversos personajes, que irán componiendo la variada gama de sospechosos, así, el tabernero, un buhonero que sufre epilepsia -sí, como Romasanta-, el sádico dueño del circo, un científico paralítico.

Sin ser desdeñable, no se trata de las mejores obras de Garland, y la identidad de quien comete los crímenes se deduce, amén de cierto elemento respecto a ello, que no precisaré para no destripar el desenvolvimiento de la trama. En todo caso, el mayor problema es uno muy característico de este tipo de publicaciones, como es un final brusco y precipitado: cuatro páginas antes del final el lector aún se encuentra estudiando la galería de sospechosos cuando, de pronto, acontece ese clímax final. Curiosamente, ese obvia falta de espacio que se le presentó al autor propicia que, además, apenas haya desarrollo de trama amorosa: salen unas cuantas féminas, pero no se termina de plantear nada serio entre alguna de ellas y él.

Carlos Díaz Maroto

 

“¡Devorados!”, de Ralph Barby

  • ¡Devorados!; por Ralph Barby [Rafael Barberán Domínguez]; autoría de la ilustración, Miguel García. Barcelona: Editorial Bruguera, 1971. Colección: La Conquista del Espacio”; nº 53.
  • Reeditada en La Conquista del Espacio nº 693.
  • Materias: Viaje espacial – Hibernación – Planeta Marte – Especies alienígenas.

Portada

Cuando una expedición científica en estado de hibernación despega de una base en la Luna, tras un intento de asesinato al piloto de la nave, y con destino a Marte, planeta al que hace tiempo que casi nadie arriba, al parecer a causa de unos sucesos extraños que se mantienen en secreto por el Comité Mundial del Espacio, poco pueden imaginar los navegantes a qué clase de criaturas se van a enfrentar al llegar a su destino.

Con un ritmo enérgico –propio de su autor– y una historia muy entretenida, nos encontramos ante una estupenda narración donde se conjugan perfectamente los géneros de ciencia ficción y de terror, sobresaliendo la imagen que se nos ofrece –bastante fidedigna– del planeta Marte y las invisibles y mortales criaturas que lo pueblan.

Por otra parte, los personajes –científicos idealistas e industriales ambiciosos–, aunque estereotipados, consiguen mantener coherencia a lo largo del relato y hasta cierta psicología. Al igual que la trama, que nunca se desvía de los supuestos que se nos mencionan al inicio de la novela.

El único inconveniente que aprecio es la falta de variedad en los espacios geográficos de Marte (cosa que no ocurre en la parte ambientada en la Luna, con ámbitos mucho más variados), resolviéndose casi toda esa intriga marciana en un par de escenarios. Pero esto se olvida pronto al sumergirnos en unos brillantes capítulos finales.

Una obra, pues, para disfrutarla; como muchas de la citada colección firmadas por el gran Ralph Barby.

En mi calificación del 1 al 5 la puntúo con 3.5.

Luis Ángel Lobato

Sin título

Presentación del libro “Narraciones terroríficas” de José Mallorquí

libro

José Mallorquí es uno de los más importantes escritores de literatura popular española, si no el mayor. Creador de El Coyote, escribió infinidad de textos de todos los géneros. Sus obras aparecieron en las míticas colecciones de Editorial Molino -donde comenzó como traductor- y, después, en Ediciones Clipper. Este tipo de publicaciones fueron las predecesoras del bolsilibro, e inclusive El Coyote apareció, en una de sus muchas reediciones, en ese formato.

mallor2

José Mallorquí

Un escritor de tal popularidad, pero también de tanto talento, merecía atención, y la ha recibido en la exposición que actualmente se ofrece en Madrid, en la Casa del Lector del Matadero (en Legazpi, Paseo de la Chopera nº 10) con el título de “Antifaz. José Mallorquí, creador de El Coyote, y la transformación de la sociedad lectora en España“. Inaugurada el pasado día 10 de marzo, la exposición podrá visitarse hasta el próximo 24 de julio. Tiempo tenéis aún de visitarla, pues merece la pena, dado que ofrece imágenes interesantes rubricadas por información valiosa.

foto3

Una muestra de la exposición

Dentro de esta exposición también se están ofreciendo charlas sobre el autor y su contexto, y el pasado martes 12 de abril tuvo lugar la presentación del libro Narraciones extraordinarias. Precisamente, Narraciones extraordinarias era el nombre de la revista que Mallorquí dirigió desde Barcelona pero con destino a Buenos Aires -la publicación fue prohibida en España por la censura-. Mallorquí publicó ahí clásicos españoles como Bécquer, algunos autores británicos de talento como H.G. Wells, pero especialmente se nutría de material procedente de la mítica Weird Tales, con relatos de autores como Lovecraft -posiblemente traducido ahí por primera vez en el mundo-, Derleth, Seabury Quinn y otros. Y también, “para rellenar”, añadió cuentos escritos por él. Ahora, en el libro homónimo, aparecen publicados todos los relatos de terror que escribió para la revista entre 1939 y 1943.

foto1

Armando Boix, muy locuaz

El acto de presentación del libro comenzó a las 19:30 con Armando Boix, escritor, ensayista y director de la nueva colección Vintage donde se ubica su publicación, editada por Cyberdark. Armando dio una estupenda charla de una hora que se hizo corta, plagada de información biográfica sobre Mallorquí. Y a continuación se le sumó Luis García Prado, director de la editorial. Ahí informaron del motivo de la colección, de porqué se inicia con esta publicación y de algunos de sus objetivos. También aprovechamos para sugerir la edición de algunas de las novelas de ciencia ficción que escribió Mallorquí, como las del capitán Rido.

foto2

Aquí, Luis G. Prado sumado a Armando

Dado lo inclemente del día y la existencia de un partido de fútbol por televisión a la misma hora, apenas nos reunimos allí una decena de espectadores, pero fue suficiente para arropar tan interesante y atractivo acto. Además, entre el público estaba César Mallorquí, hijo de José, y un excelente escritor también. Fue una sesión gozosa.

Carlos Díaz Maroto

Fotos del acto: Luis Alboreca

“Tierra de viento y muerte”, de Donald Curtis

  • Tierra de viento y muerte, por Donald Curtis. Barcelona: Bruguera, 1976. Colección: Búfalo. Serie roja; nº 1174.
  • Materias: weird west.

50027937

Si algo caracteriza las novelas del Oeste escritas por Juan Gallardo Muñoz, generalmente bajo el seudónimo de Donald Curtis (quizá el más célebre, después de Curtis Garland, de los muy numerosos que adoptó), es la comunión de elementos inquietantes con lugares comunes del género, algo nada sorprendente por otra parte en un autor que ha hecho de la hibridación genérica su seña de identidad.

A veces con toques noir -lo que hermana sus westerns con los cinematográficos de Anthony Mann-, a veces con toques de terror, la literatura westerniana de Curtis siempre ha tenido elementos que la distinguen del resto, y esta novela es un perfecto ejemplo, plena de adminículos que, aderezados con guiños a la obra de Sax Rohmer, la convierten en un atmosférico viaje al terror.

A partir de un inicio ya de por sí enigmático y cargado de presagios -un jinete atravesando el desierto con un balazo en la espalda-, los malos augurios continúan al conducir a los personajes a Cementerio, pueblo fantasma en la mejor tradición del Far West, poblado por personajes esquivos, y estremecido por sucesos violentos e inexplicables, tras los cuales parece hallarse la mano de algo sobrenatural, materializado sobre todo en el azote omnipresente del viento, un viento diríase dotado de vida propia que enfatiza las pulsiones de los personajes y los macabros sucesos de que estos son víctimas y testigos, otorgando un aura claustrofóbica y surreal a la descripción del solitario Cementerio.

Un relato, así, marcado por esa formidable imaginería narrativa tan característica de Gallardo/Curtis, donde lo visual se hermana sin aparente esfuerzo con la textura de las palabras; son múltiples las referencias cinematográficas que su vívida prosa evoca, desde el western más tradicional hasta numerosos spaguettis cercanos al giallo, en especial la soberbia …Y Dios dijo a Caín (E dio disse a Caino/Satan der Rache, 1970), de Antonio Margueriti, pasando por El hombre del Oeste (Man of the West, 1958), de Mann… ¿Hacen falta más argumentos para exigir la reivindicación urgente que Gallardo Muñoz lleva décadas mereciendo?

Manuel Aguilar (Madrid, España)

Próximamente: “Jack el Destripador”, un libro de Curtis Garland

IMG_0613

Desde hace un tiempo el escritor Alberto López Aroca está también dedicándose a la edición. Ahora, nos sorprende una vez más con un libraco interesantísimo que hará las delicias del amante a los bolsilibros.

Así pues, queda abierta desde ya la suscripción para publicar JACK EL DESTRIPADOR de CURTIS GARLAND (Juan Gallardo Muñoz), un volumen de más de 600 páginas que compila siete obras –seis novela más un ensayo– del autor, y que establece lo que en adelante se conocerá como el CANON del DESTRIPADOR (de Garland, por supuesto). El precio de suscripción es de 20 euros y no se cobrarán gastos de envío dentro de España; dicha cantidad se abonará ANTES del cierre de la suscripción. La ilustración de portada la está realizando el gran Sergio Bleda, contará con prólogo del “curtisólogo” Andrés Peláez Paz, y tendrá edición, como se ha dicho, de Alberto López Aroca.

Más información al respecto se encuentra en el blog creado para la ocasión, http://curtisdestripador.blogspot.com.es/, y si tenéis alguna duda podéis escribir a fabulasext@hotmail.com.

La edición es fruto de un acuerdo con Mercedes Gallardo Asensio, hija de Juan Gallardo y detentadora de los derechos de todas sus obras.

12970957_1002793206482125_1831045090735900435_o