“Materia vital”, de Clark Carrados

  • Materia vital; por Clark Carrados [Luis García Lecha]; autor de la ilustración, Salvador Fabá. Barcelona: Ed. Bruguera, 1975. Colección: La Conquista del Espacio”; nº 241.
  • Materias: Exoplanetas – Supervivencia – Civilizaciones extraterrestres.

Portada- Carrados

Muy entretenida novela donde Clark Carrados nos narra la aventura de un terrícola desterrado (al final hay una pequeña sorpresa en la trama) a un planeta de colonización llamado Skivor, primitivo, inhóspito y con habitantes xenófobos, por el mero hecho de emborracharse y escandalizar en una conferencia, ya que, en la sociedad futura donde vive, la ingesta de alcohol, la protesta y el inconformismo son graves delitos castigados duramente por un régimen judicial deshumanizado, que dicta sus sentencias a través de un cerebro electrónico.

Los personajes son –como de costumbre en Carrados– los mismos de todas sus novelas, al menos en las de ciencia ficción. Nuestro héroe es individualista, varonil, conquistador, resuelto y justiciero. La heroína, aunque en esta ocasión se trate de una nativa con un grado de civilización cercano al de la edad de piedra –lo mismo daría si fuese una cosmonauta–, es femenina, desenvuelta, valerosa e independiente, pero, al final, siempre sumisa al varón y a los valores tradicionales. Los malhechores resultan intrigantes, sádicos y ambiciosos. La psicología, pues, no existe en ellos: son entidades inmutables. Pero no es esto lo que importa.

Lo que verdaderamente hay que buscar en esta novela –y en otras– de Carrados es el don de la magia, de la maravilla y del vigor que atesora este autor.

Con un tono pausado (no hay acción trepidante ni grandes batallas en casi ninguna de las obras del escritor), la aventura se abre paso en un planeta, Skivor, semejante a la Tierra, pero con una civilización en estado pretecnológico, casi salvaje, donde distintos grupos tribales son explotados, a través de guerras entre clanes, por ambiciosos terrestres.

Y aquí está nuestra pareja de héroes para solucionar los amenazantes acontecimientos y desenmascarar a los traidores por medio de increíbles, estupendos y surrealistas artilugios fabricados por ellos, sorteando toda clase de peligros entre pintorescos parajes naturales (no aparece ningún rasgo de ambiente urbano, salvando las breves páginas, a modo de prólogo, que desarrollan la historia en la Tierra) plagados de una fauna alucinante, de pesadilla.

Para concluir, destacar, como un acierto en el argumento, que desde el principio interno de la trama, algo ya estaba programado por ciertos personajes terrestres (la sorpresa a la que aludía, y que no desvelaré al lector) para que la complicada situación en Skivor fuese resuelta y que imperase la paz entre sus habitantes.

En la calificación del 1 al 5 la puntúo con un 3.

Luis Ángel Lobato

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s