“Pasión bajo cero”, de Joseph Berna

Pasión bajo cero; por Joseph Berna [José Luis Bernabeú López]; foto de la cubierta: Transworld Features. Barcelona: Editorial CERES, octubre 1980. Colección: Sexy Flash; nº 68.

  • Materias: Amistad – Vacaciones – Esquí – Escarceos amorosos.
  • Personajes: Anne Marie Charrier (morena 22 años), Silvie Dalou (rubia 23 años), Bernard Debré (jefe de recepción), ayudante de recepción, Gastón (botones), Daimo Borj y Dana Jessen (sueco y holandesa, profesores de esquí), Alfons (un belga), un joven austríaco y un ardiente italiano.

pasion bajo cero berna

Antes de seguir adelante, un aviso para neófitos y bolsilibreros con recato. No sigan leyendo estas líneas si pertenecen a esa estirpe. Este bolsi pertenece a los bien llamados eróticos, y ya están viendo la sugerente portada, con esa mujer tan llena de lascivia para advertir del contenido de este continente.

Dicho y hecho el aviso, nos encontramos con dos amigas íntimas que todo comparten, hasta el trabajo, que van camino de unos días de solaz y sosiego desde París, su lugar de residencia, a Suiza, a un recoleto hotel de montaña, todo rodeado de nieve. Las jóvenes son Silvie y Ann Marie, a la sazón y, como siempre en este autor y más en esta clase de textos, las chicas están de muy buen ver y mejor tomar. Silvie, más casquivana que Ann Marie, se propone en dichas vacaciones pasar muchos buenos ratos con todo joven apuesto que del sexo opuesto vea. Debo aclarar aquí, en defensa de unos de mis autores fetiche, que no encuentro sexismo: tanto ellas como ellos están siempre como un queso. Suizo, en este caso.

Muy pronto empiezan los escarceos amorosos en toda regla. Una pareja liberal de profesores de esquí del hotel, un belga que por allí anda de vacaciones también, y nuestras dos amigas se ven mezclados en una espiral de sexo sin tapujos, cuyos desarrollos levantan la moral hasta el más “esaborío”. Permítame incluir este localismo de la tierra en la que resido, pero de la que oriundo no soy.

En esta pequeña Sodoma y Gomorra surge la llama del amor entre el profesor de esquí y la más recatada de nuestras amigas, después de un baile y un ardiente beso. Mucho sexo después, unas con otros y otras con unos, y ese belga por medio de todo, llegamos al clímax final en una cueva sin oso, pero con mucho sexo por contar (la cueva).

Muy simpático, muy picante este ejercicio de Joseph Berna con sus ritmos habituales. Un bolsilibro con toda la buena pretensión del mundo, que no es otra que la evasión, tan necesaria. Lo del título que posee este bolsilibro es porque la pasión siempre existe en una pareja si lo es, aunque sea en climas gélidos como es el caso.

Andrés Ramón Pérez Blanco

Anuncios

One thought on ““Pasión bajo cero”, de Joseph Berna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s