“La bella durmiente del espacio” de Ralph Barby

La bella durmiente del espacio; por Ralph Barby [Rafael Barberán Domínguez]; autor de la ilustración: Jorge Núñez. Barcelona: Editorial Bruguera, 1973. Colección “La Conquista del Espacio”; nº 164.

  • Materias: Viajes espaciales – Hibernación – Sociedades alienígenas – Telepatía.

fglñfd

 

Magnífica novela de Ralph Barby donde, con el estilo literario característico de su autor, vigoroso y pleno de dinamismo, se nos narra la historia de un astronauta terrestre que despierta de la hibernación en su astronave, ya en los límites del Sistema Solar, y es apresado por una especie alienígena, los sideriumenitas, que lo trasladan, desintegrándolo, a su planeta, para que despierte de su hibernación a otra cosmonauta de la Tierra, que llegó un siglo antes a ese mundo, para convertirla en un terrorífica entidad que engendre seres de la especie extraterrestre médicamente alterados y poder perpetuar así esa escalofriante sociedad.

Destaca, como en otras ocasiones, la recreación que hace Barby de los individuos de la especie alienígena: telépatas, mitad insectos y mitad mamíferos, con enormes ojos sin párpados y una boca en continua agitación para alimentarse de la turbia atmósfera, causa por la que no se han expandido por el espacio, teniendo que utilizar naves automáticas y que, tras una aparente actitud pacífica, esconden una aterradora realidad: crear híbridos entre humanos y sideriumenitas que no necesiten alimentarse de esa atmósfera y lograr salir con naves ya tripuladas a conquistar los planetas de la galaxia.

También merece una mención la descripción el planeta Siderium, con esa densa y opresiva atmósfera para los terrestres, con una superficie apenas habitada a causa de una pasada catástrofe y sin movimiento de rotación, lo que provoca dos zonas planetarias diferenciadas, la cálida y la polar (por ellas emprenden la huida nuestros dos protagonistas), y que guarda en su interior, altamente tecnológico, una intrincada red de vías, avenidas, laboratorios y diversos habitáculos donde residen, sin necesidad de salir al exterior, sus habitantes.

Una narración, en fin, llena de intriga y de aventura, que causará deleite en todos aquellos lectores que gusten de la buena ciencia ficción bolsilibresca. Para disfrutarla.

En mi calificación del 1 al 5 la puntúo con un 4.

Luis Ángel Lobato Valdés

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s