“Miedo en el Oriente Expres”, por Curtis Garland

Miedo en el Oriente Expres, de Curtis Garland [Juan Gallardo Muñoz]. Barcelona: Editorial Bruguera, 1984. Colección: Selección Terror; nº 583.

Materias: Clima claustrofóbico – psycho-killer – intriga histórica.

untitled

Ya hemos hablado con anterioridad acerca de las influencias cinéfilas en la literatura de bolsilibro de Juan Gallardo Muñoz. Por lo general, se trataba de alusiones a las producciones de terror de la Universal y, sobre todo, las de la Hammer. En Miedo en el Oriente Expres esa influencia se amplía hasta abordar nuestro, por lo general, paupérrimo cine fantástico español.

Como el lector adivinará por el título, existe una obvia alusión a Agatha Christie y su Asesinato en el Orient Express (Murder on the Orient Express, 1934), e incluso tenemos un émulo de Hercule Poirot, aquí un inspector alemán llamado Heinzel. Pero, sobre todo, la máxima influencia es la estupenda co-producción cinematográfica entre España e Inglaterra Pánico en el transiberiano / Horror Express (1972), de Eugenio Martín; así, hasta disponemos de la confluencia en el tren de aristócratas rusos y una caja en el compartimento de equipajes de misterioso contenido.

Pero, como era habitual en Curtis Garland, todos esos guiños le servían como punto de partida para luego tomar otro rumbo diferente. Lo mejor de la novela es la ambientación histórica que detenta: ambientada en 1910, deja vislumbrar el clima de preguerra que asolaba la Europa de aquel entonces, y el tren sirve de microcosmos para congregar una fauna humana que representa las diferentes nacionalidades así como los distintos caracteres ideológicos y morales. Dentro de ese entorno, se suceden diversos acontecimientos, desde atentados políticos, asesinatos misteriosos y la presencia de una misteriosa dama de blanco vagando por los pasillos del ferrocarril, diríase una resucitada cubierta con su velo mortuorio.

Poco más puedo añadir para no desvelar la intriga que se sucede, con, por supuesto, sorpresa final. No es de las mejores de Garland, pero vale la pena leerla.

Carlos Díaz Maroto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s