“Timidez y amor”, de Corín Tellado

Timidez y amor, por Corín Tellado [María del Socorro Tellado López]. Barcelona: Bruguera, 1956. Colección: Rosaura; nº 332.

Reediciones:

  • Bruguera, 1958. Colección: Coral; nº 57.
  • Bruguera, 1966. Colección: Corinto; nº 118.
  • Bruguera, 1969. Colección: Coral; nº 115.
  • Bruguera, 1972. Colección: Minilibros Bruguera, Serie Rosa; nº 644.
  • Bruguera, 1978. Colección: Selección Coral; nº 579.

big

Por cuestiones que sería arduo reflexionar, los hombres solemos tener prejuicios hacia las novelas llamadas rosas o de amor. Corín Tellado –de verdadero nombre María del Socorro Tellado López (Viavélez, El Franco, Asturias, 25 de abril de 1927 – Gijón, 11 de abril de 2009)– es, sin lugar a dudas, la más genuina representante del género en España, y dentro del mundo del bolsilibro. Entre 1946 y 2009 escribió alrededor de cinco mil novelas, traducidas además a veintisiete idiomas. También hizo uso de los seudónimos Ada Miller y su variación Ada Miller Leswy.

Recuerdo que, con quince años, cuando leía profusamente bolsilibros, me centraba en el terror, la ciencia ficción, el policial y el western, géneros considerados “masculinos”. Mi hermana un día me recomendó la lectura de una novela de Corín Tellado, aduciendo que era muy divertida porque la protagonista se hacía pasar por tonta, y que me gustaría. No recuerdo el título de la obra, pero sí recuerdo que la dejé antes de llegar a la mitad.

1ta9lYY

En mi enorme sentido de la responsabilidad para con este blog, y en la intención de cubrir la gran variedad temática del mundo del bolsilibro –ya me atreví con una de Estefanía, autor que no entra dentro de mis favoritos, precisamente– he optado por abordar una novela de Corín Tellado, y la casualidad ha querido que la primera que caiga entre mis manos sea esta Timidez y amor, que suena rematadamente cursi.

Al iniciar la lectura de la novela he optado por imaginarme todo en la mente como si se tratase de una película de Douglas Sirk, el llamado «maestro del melodrama». Pero he ido comprobando que imagen y lectura no casaban, acercándose lo que yo iba recreando más a las comedias románticas de Jean Negulesco de los cincuenta, tipo Creemos en el amor. Sin embargo, al poco el tono ha mutado de nuevo, y semejaba más una comedia sentimental española de los cincuenta, acercándose a la, por otro lado, nada desdeñable Luna de verano, de Pedro Lazaga.

La protagonista es una niña bien, hija de inglés y andaluza, que hereda a su abuelo y decide viajar a España para estudiar en la universidad. Va acompañada de su tutora, una estirada pero joven inglesa que se hará pasar por pintora. La chica, por supuesto, también va a la caza de un apuesto español que no se fije en ella por su dinero. Así pues, se hospedan en una modesta pensión, donde se cobijan algunos estudiantes. Uno de ellos es alto, desgarbado, tímido y torpón… Por supuesto, a partir de ahí todos nos imaginamos cómo acabará la historia.

Teniendo en cuenta que esta es la primera novela que en verdad leo de Corín Tellado, en muchos aspectos he de recurrir a la especulación. Escrita en 1956, su protagonista es una muchacha de alta posición social. Sospecho que gran parte de estas novelas tenían este tipo de protagonistas, para que las lectoras a las que iban dirigidas pudieran olvidarse de sus vidas y, por unos instantes, fantasear con una existencia más lujosa. Era como el cine español de la época, donde había millonarios a punta pala mientras el pueblo se moría de hambre.

s-l225

Debo reconocer que el resultado me ha sorprendido más positivamente de lo que creía. No está del todo mal escrita, y de hecho cae en errores de estilo más o menos comunes en los bolsilibros; en este caso concreto, la autora abusa bastante del empleo del “queísmo”, así como una cierta profusión de cacofonías. Los diálogos son vivaces y ágiles, con cierto punto de engolamiento, por otra parte habitual en las obras de la época en que la presente está escrita.

En cuanto al argumento… Bueno, lo cierto es que resulta entretenido, los personajes tienen cierto empaque, en especial el muchacho tímido, así como la dama de compañía de la estiradita protagonista que, por supuesto, gracias al amor evolucionará internamente. De todas maneras, llega un momento que el continuo enfrentamiento entre chico y chica, que debiera considerarse un duelo de voluntades e inteligencias, parecen más bien peleas de chiquillos inmaduros, y se hace en exceso redundante. Creo que llegado cierto punto el tono de la relación entre ellos debiera haber variado.

corintellado

La autora

Pero bueno, dado lo que uno se esperaba, la sorpresa ha sido grande. La temática no me atrae mucho, pero puede que, pasado un tiempo, podáis disfrutar de la reseña de otra novela de Corín Tellado. Vuestra es la palabra.

Carlos Díaz Maroto

Anuncios

6 comentarios sobre ““Timidez y amor”, de Corín Tellado

  1. Ahora no una, no … por lo menos cinco de terror seguidas … para que te desintoxiques de tanta dulzura y cariño.
    Un abrazo Carlos … ¡¡No no que me está pasando …!! . Escribe algo de terror ¡¡¡ pero YA!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s